24
Vie, Nov
17 Nuevos artículos

España vela armas antes de su duelo ante EEUU en la final de Budapest

Pilar Peña
Typography

Una empresa difícil, pero para nada imposible. Estos días hemos oído a nuestras chicas hablar de las opciones reales del equipo en la final ante Estados Unidos. "Es difícil, pero tendremos nuestras opciones y para nada es imposible".

Es el mensaje general. Son conscientes de que Estados Unidos lleva por encima de todos unos cuantos años y que su juego es casi perfecto, pero solo con que haya un ´casi´ ya van a lucharlo con todas sus fuerzas.

Será a las 20:30 horas y en una imponente Piscina ‘Aldred Hajos’ de Budapest, que se espera esté llena hasta la bandera. Como siempre a lo largo de todo el Mundial, las voces de Juan Carlos García y Dani Ballart acompañarán a las chicas por Teledeporte. Enfrente, una Estados Unidos que solo sabe ganar. Solo sabe pasar por encima de sus rivales.

Desde su primer triunfo inicial sobre Suráfrica (2-24), las norteamericanas han ido aniquilando a sus rivales uno tras otro (8-12 con España, 7-22 a Nueva Zelanda, 7-5 a Australia en cuartos y 9-15 a Rusia en semifinales).

Un camino triunfal que las ha llevado a verse de nuevo las caras contra las de Miki Oca. Un partido, el que las enfrentó en fase de grupos, con dos caras muy distintas. En el primer periodo (1-6) solo existió un equipo, pero en los tres siguientes cuartos la igualdad fue máxima (2-1 para España, 2-2 y 3-3).

Los últimos enfrentamientos oficiales entre ambas no son especialmente halagüeños para las nuestras. En los Juegos de Río cayeron en fase de grupos por 4-11, en la final de la Superfinal de la Liga Mundial de 2016 también lo hicieron, pero por 13-9.

En el Mundial de Kazan, las de Miki Oca se cruzaron con las estadounidenses en cuartos y quedaron apeadas por 5-8. Fue en el Mundial de 2013, también en cuartos de final, cuando se produjo el último triunfo oficial de las nuestras por 9-6.