22
Mié, May

Castilla-La Mancha supera a Cataluña y obtiene el billete a la Fase Final del Nacional Sub’18

Fútbol
Typography

Impresionante partido frente a Cataluña el que ha rubricado Castilla-La Mancha y que le ha permitido sellar su billete para la Fase Final del Campeoanto de España, donde se verá las caras con Región de Murcia, Asturias y Comunidad de Madrid del 12 al 14 de abril en sede por determinar.

Mucho respeto entre las selecciones de Castilla La Mancha y Cataluña. Había mucho en juego y a ninguno le valía el empate, al menos a priori. Favorita, a priori, era la selección catalana, pero cuando el balón echa a rodar lo único que vale es el trabajo sobre el césped. Y en ese sentido los dos equipos salieron con mucho respeto sobre su rival sin que en esta primera mitad se erigiera ninguno como el dominador del partido.

Pocas ocasiones y mucha pelea en el centro del campo, ganando siempre las defensas sobre los ataques. De las pocas ocasiones que hubo, quien primero se acercó fue Cataluña y no necesitó mucho para ello: Manel, central izquierdo, filtraba un pase desde su campo hacia Raúl que evitaba el fuera de juego y entraba verticalmente desde atrás, pero cuando se plantaba ante el portero se le hacía la portería muy pequeña, marrando el disparo.

Y luego fue Castilla La Mancha, a través de un tiro exterior de Víctor Muñoz que pasaría muy cerca de la escuadra. Transcurridos treinta minutos solamente fueron estas dos las únicas oportunidades registradas en el libro de entradas. Eso sí, todos los futbolistas muy implicados en la tarea, buscando la victoria.

Empezó la segunda parte con la misma dinámica. Muchas reservas en ambos equipos. Pero el fútbol es imprevisible. Cuanto parecía que todo seguía igual Loro agarraría un balón en banda izquierda y zigzagueaba por enésima vez, pero en esta ocasión consiguió penetrar en el borde del área y asistir a Daniel, que era objeto de penalti cuando se disponía a disparar. El jugador talaverano tomaba la responsabilidad y anotaba el gol de disparo fuerte a la derecha del portero.

El partido cobraba ahora otra dimensión, necesitada como estaba Cataluña de la victoria. De hecho, Damiá Abella, técnico catalán, introdujo dos cambios nada más recibir el gol, un delantero y un extremo. Sin embargo Castilla La Mancha siguió a lo suyo, dando muestras de solidez y tranquilidad e incluso acercándose a las inmediaciones del área catalana con más asiduidad, y es que la respuesta de los futbolistas es impredecible y en este caso el gol fue como una inyección de seguridad para los castellano manchegos.

Cataluña aprovechó la velocidad de su recién ingresado extremo, pero fueron ataques tímidos, y por el contrario, el balón rondaba más el área catalana. El partido se acercaba a su fin y Cataluña seguía improductiva. Su técnico metió más potencial ofensivo, un centrocampista con llegada, mientras que Castilla La Mancha mantenía una defensa numantina, sin dar ninguna opción y con una seguridad incontestable.

El trabajo estaba siendo inconmensurable en todas sus líneas. Y cuando el conjunto catalán superaba la línea defensiva ahí aparecía Lajarìn bajo palos. Pero este partido no se lo podía llevar más que Castilla La Mancha y es que los astros estaban de su lado, no otra conclusión se puede extraer de la pena máxima desaprovechada por Cataluña. En una internada por banda derecha el castellano manchego Samuel incurre en penalti al zancadillear a Jofre, y ahí estuvo firme otra vez Lajarín para detener el disparo de Raúl.

El portero castellano manchego acertó en su estirada o adivinó el lado elegido por el delantero, el caso es que se quedó con el balón en su poder, no dando oportunidad ni siquiera para el rechace. En los últimos minutos imprimió un nivel más Cataluña a su empuje y de ahí nació otra gran oportunidad, la que tuvo Oriol tras recibir dentro del área y disparar al palo. Se acababa el tiempo y las fuerzas empezaban a flaquear en el conjunto castellano manchego y eso promovió que saliera a relucir la calidad catana, sobre todo en individualidades que provocaban superioridad y con ello incertidumbre.

Las molestias musculares aparecieron en los futbolistas castellano manchegos pero ni en esa adversidad sucumbía el equipo. En los estertores del partido Cataluña embotelló en su propia área a Castilla La Mancha y botó dos saques de esquina a los que subió el portero catalán para el remate, pero el equipo no dio ninguna opción y consiguió esa anhelada victoria ante toda una potencia como Cataluña.